Translate

dimecres, 12 de desembre de 2012

Ni un pam de net al tancat dels ànecs


El meu amic Jose García Obrero, des de Còrdova, també ha opinat sobre "Ni un pam de net al tancat dels ànecs". I vull compartir el missatge rebut per correu electrònic.

 

Ni un pam de net al tancat dels ànecs...Confirma que, aparte de ser un amigo, eres un poeta de cabecera, y lo que voy a decir es absolutamente sincero: imprescindible.

Ya sabes que el autor puede tener su visión y, está en su derecho, pero a mí como lector lo que me ha llamado la atención (y esto no es nuevo) es la manera que tienes de elaborar una poética de lo existencial, con una carga espiritual fortísima en la que quedan recogidas las viejas dudas y angustias reformuladas desde lo cotidiano, lo “infraordinario” (que diría Perec). Me encanta como vas del infinito a lo infinitesimal (o viceversa). Desde el poema inicial, esa llamada a la revolución total, de lo posible y también la revolución de la fantasía, remarcando así la necesidad de más “imaginación” en este mundo. O cómo queda descrita la fugacidad en esa vida que transcurre en cuatro versos en de sobte. La rebeldía cotidiana al regar los obstáculos “amb la primera orina del matí”. Los perdedores que no lo son tanto, los ganadores que también son perdedores. El ciervo herido, el mendigo que no quiere nacer más (ninguna religión es la llave de nada), “l’eix del gronxador”, el quid de la cuestión. Buscando las respuestas en la galaxia, en el universo, en la biblia: descubrir que Lot se hacía el dormido: la trampa, lo humano, desde el inicio de nuestra especie. Pero también la raíz, la figura paterna, o la figura divina, el destino, los que juegan al ajedrez en una partida en la que, nosotros, solo podemos volar y resbalar sobre las piezas como hace esa mosca que es apartada a manotazos. Y, de vez en cuando, el amor como motor de salvación posible, pero sin idealizaciones, sin falsas estampas como es el pasar de la mano por el Pont neuf, sino el real, porque “és la manera d’estimar  que ens va definint el caràcter”. Y, finalmente, entre tanta derrota y angustia, “tant poc de net”, sueltas esta perla en un poema dedicado a Marcel y podemos respirar todos un poco: “Demà és un bon lloc on despertar-se”. Gran libro, Jordi.



Amb Ricard Mirabete, David Madueño i Jordi Llavina.

http://blocs.mesvilaweb.cat/node/view/id/210110
http://www.versos.cat/article.php?id=101
http://www.traces.uab.es/tracesbd/avui/2012/avui_a2012m11d23p12scultura

Aqui trobareu tots els enllaços de la gent que n'ha parlat.
 Per aquest Nadal "Ni un pam de net al tancat dels ànecs"- Jordi Valls- Col·lecció la puça del Petroli -Pont del Petroli- Badalona, 2011.
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada